Imagen
Esguince Tobillo:
   
MEDICINA Y DEPORTE
FISIOPATOLOGIA
Tendinitis poplitea
Talon & Aquiles
Epicondilitis
Sind.compartimental
S. femurorotuliano
Esguince lumbar
Esguince Tobillo:
Metatarsalgias
ESGUINCES DE TOBILLO:
(Toreno: Clínica Médica del Deporte)


El tobillo está estabilizado lateralmente por el ligamento peroneoastragalino anterior (LPAA), el ligamento peroneocalcáneo (LPC) y el ligamento peroneoastragalino posterior (LPAP).
En el esguince de tobillo el primero en romperse por lo general es el LPAA y después el LPC. Si el LPAA está roto, se debe explorar la posible rotura concomitante del LPC: en el 64% de los casos se lesiona sólo el LPAA, mientras que en el 17% también lo hace el LPC.
El LPAP se rompe en raras ocasiones. Las personas con laxitud ligamentosa que tienen una inversión subastragalina exagerada suelen ser propensas a las lesiones por inversión.
La debilidad de los tendones peroneos es un factor predisponente, presente en ocasiones, que puede deberse a patología del disco intervertebral lumbar.
El antepié valgo, en el que el antepié tiende a la eversión durante el ciclo de la marcha provocando que la articulación subastragalina lo compense mediante inversión, puede predisponer al esguince de tobillo. Algunas personas presentan una tendencia heredada a desarrollar articulaciones subastragalinas con inversión (varo subastragalino).

SINTOMAS, SIGNOS Y DIAGNOSTICO:
Se examinan la estructura y función del pie para detectar factores predisponentes. La simple palpación de la cara lateral del tobillo determina la localización de la lesión ligamentosa.
El esguince de tobillo se puede clasificar clínicamente dependiendo de los síntomas de afectación del tejido blando (v. tabla 9).
El signo del cajón es útil para detectar la rotura del LPAA. Cuando el LPAA está roto es posible el desplazamiento anterior del astrágalo.
El paciente se sienta en el lateral de una mesa con las piernas colgando.
Con la mano izquierda del explorador colocada frente a la pierna del paciente, la mano derecha del explorador sujeta el talón del paciente y trata de desplazar el astrágalo en dirección anterior.
Las radiografías de esfuerzo del tobillo pueden contribuir a determinar la extensión de la lesión ligamentosa.
Se deben hacer radiografías anteroposteriores (con 15º de rotación medial) de la mortaja.
Si la diferencia en la inclinación del astrágalo supera los 5º, se puede considerar que existe un deterioro funcional.
Si la diferencia es mayor de 10º, los síntomas aumentan mucho y se produce un tobillo inestable con frecuencia.
Laterales del tobillo, especialmente en pacientes alérgicos al contraste empleado en la artrografía.
La artrografía del tobillo ayuda a determinar la localización y extensión exactas de la lesión ligamentosa y está indicada sólo cuando se valora la corrección quirúrgica de un ligamento roto.
Sin embargo, la técnica se debe practicar en los primeros días tras el traumatismo, porque el retraso produce resultados poco fiables.

CLASIFICACION, TIPO DE ESGUINCES, SINTOMAS SIGNOS Y TRATAMIENTO

Grado 1. Esguince mínimo o leve sin rotura ligamentosa. Sensibilidad leve con tumefacción discreta.
Vendaje con cinta adhesiva elástica o esparadrapo; inmovilización con bota especial; elevación seguida de ejercicios suaves y deambulación

Grado 2. Esguince moderado con rotura parcial o incompleta.
Tumefacción aparente, equimosis y dificultad para caminar.
Inmovilización con bota de escayola por debajo de la rodilla para deambulación durante 3 semanas.

Grado 3. Rotura ligamentosa comleta.Tumefacción hemorragia, inestabilidad del tobillo, incapacidad para andar.
Inmovilización con escayola o cirugía.

TRATAMIENTO:
Pacientes está indicado el control profiláctico del desplazamiento del tobillo mediante ortosis.
El esguince de tobillo se trata según su clasificación (v. tabla 9).
La cirugía no suele estar indicada porque la extrema fragmentación del ligamento hace que la reparación sea muy difícil.
Algunos cirujanos emplean la inmovilización con escayola para las roturas aisladas del LPAA, pero recomiendan la reparación quirúrgica cuando se rompe también el LPC.

Complicaciones Cuerpo meniscoide.
Es un nódulo pequeño que se encuentra en el LPAA.
El atrapamiento entre el maléolo externo y el astrágalo de este ligamento capsular revestido de sinovial, causado por una lesión de grado 2 o 3, produce una sinovitis persistente y, con el tiempo, una tumefacción por fibrosis con induración permanente.
La inmovilización tiene poco sentido.
La infiltración con corticoides solubles e insolubles y un anestésico local entre el astrágalo y el maléolo externo suele producir una mejoría importante y duradera. La cirugía está indicada en muy pocas ocasiones.

NEURALGIA DEL NERVIO CUTANEO DORSAL:
Esta rama del nervio peroneo superficial cruza sobre el LPAA y suele lesionarse como consecuencia de un esguince por inversión. La percusión del nervio reproduce con frecuencia el signo de Tinel (v. más atrás).
En ocasiones son efectivos los bloqueos nerviosos con anestésicos locales.

TENDOSINOVITIS DE LOS PERONEOS:
La tumefacción crónica bajo el maléolo externo debida a tenosinovitis de los tendones peroneos está producida por eversión crónica de la articulación subastragalina durante la deambulación.
En pocos casos, los tendones peroneos luxados por esguinces graves de repetición pueden presentar tumefacción e hipersensibilidad.

ALGODISTROFIA:(distrofia simpática refleja, atrofia refleja postraumática de Sudeck).
Tumefacción dolorosa del pie asociada con osteoporosis difusa que puede deberse a un espasmo vascular secundario a esguince de tobillo.
El edema se debe diferenciar del producido por la lesión ligamentosa. De modo característico, el dolor parece desproporcionado para los hallazgos clínicos.
Es característica la presencia de múltiples puntos gatillo de dolor que se desplazan de un sitio a otro y de cambios en la humedad o color de la piel.

SINDROME DEL SENO DEL TARSO:
La patogenia del dolor persistente en el seno del tarso tras esguinces de tobillo sigue siendo incierta. Puede estar involucrada la rotura parcial del ligamento interóseo astragalocalcáneo o haz del ligamentocruzado inferior del tobillo.
El tratamiento consiste en la Dado que el seno del tarso suele ser sensible en condiciones normales, se deben explorar ambos tobillos. Debido a que el LPAA es sensible cerca del seno del tarso, los pacientes con dolor persistente sobre el LPAA suelen ser diagnosticados de manera errónea de dolor en el seno del tarso.
El tratamiento consiste en la infiltración de 0,25 ml de acetónido de triamcinolona (40 mg/ml) con 1 ml de lidocaína al 2% en adrenalina 1:100.000 en el seno del tarso.
 
RESONANCIA MAGNETICA TORENO
Resonancia abierta no claustofóbica
Telf// 985 290 254
C/Tte. Alfonso Martínez, 4 bajo
33011 OVIEDO
Escríbeme para mas información
policlinicastoreno@galeon.com